Inicio  |  Junta de Gobierno  |  Empleo y servicio social  |  Salvedad al uso de esta página  |  English
Billetes y monedas en proceso de retiro

Billetes

Los billetes y monedas en proceso de retiro aún conservan su poder liberatorio; es decir, valen la denominación que indican, pero por resolución del Banco de México se retiran de la circulación a través de los bancos. Esto significa que se pueden seguir utilizando para realizar transacciones comerciales y de cambio, pero cuando lleguen a los bancos, estos deben separarlos para no volver a entregarlos al público.

Los billetes de la familia B se pusieron en circulación en 1993, tienen características similares a los billetes de la familia A y están expresados en "nuevos pesos". Un "nuevo peso" equivale a mil pesos de la unidad anterior.

Los billetes de la familia C se pusieron en circulación en 1994, tienen características diferentes a los billetes de la familia B, y también están expresados en "nuevos pesos". Un nuevo peso equivale a mil pesos de la unidad anterior.

Los billetes de la familia D se pusieron en circulación en 1996, tienen características similares a los billetes de la familia C, pero están expresados en "Pesos" de la unidad monetaria actualmente en vigor. Los billetes conmemorativos del 75 aniversario del Banco de México corresponden a esta familia de billetes, pero se pusieron en circulación en el año 2000.

Los billetes de la familia D1 tienen características similares a los billetes de la familia D y nuevos elementos de seguridad. Las denominaciones de 50, 100, 200 y 500 pesos se pusieron en circulación en 2001. La denominación de 20 pesos corresponde al primer billete fabricado en polímero y se puso en circulación en 2002. El billete de 1,000 pesos se puso en circulación en 2004.

Las siguientes denominaciones de estas familias se encuentran en proceso de retiro.

 

Monedas

Las monedas metálicas de la familia B se pusieron en circulación en 1993, tienen características diferentes a las monedas de la familia A y están expresadas en "nuevos pesos". Un nuevo peso equivale a mil pesos de la unidad anterior.

La familia C de monedas metálicas se introdujo en 1996 para concluir el cambio de unidad monetaria, están expresadas en "Pesos" de la unidad monetaria actualmente en vigor y tienen características similares a las monedas de la familia B.

Las siguientes denominaciones de estas familias se encuentran en proceso de retiro.