Su navegador no soporta o tiene Javascript deshabilitado.
  • El cobro de algunas comisiones eleva el costo de cambio para el cliente. Ello reduce los incentivos a migrar a mejores alternativas y, al mismo tiempo, reduce la competencia entre instituciones por atraer clientes.
  • Para promover la movilidad entre productos financieros de modo que los usuarios puedan cambiarse de productos que cobran comisiones altas a otros con comisiones más bajas:
    • Devolución de la parte proporcional (no utilizada) de las comisiones cobradas por servicios que se prestan durante un periodo: las entidades financieras tienen que devolver la parte proporcional de las comisiones que se hayan cobrado por anticipado a los usuarios finales que cancelen un producto o servicio.
    • No comisiones por cancelación: las entidades no puede cobrar comisión por la cancelación de cuentas de depósito, tarjetas de débito o servicio de banca electrónica.
    • Dispersión de nómina: en el evento en que la Institución preste el servicio de nómina mediante la transferencia de los recursos correspondientes a prestaciones laborales a cuentas que lleve cualquier otra Institución distinta a la que presta dicho servicio, la comisión que esta última cobre al patrón por ese mismo servicio en ningún caso podrá ser por un monto mayor al aplicable a dicha Institución por realizar ese tipo de transferencias a través del sistema de pagos interbancarios por medio del cual ejecute dichas transferencias.
    • Portabilidad de nómina: no se puede cobrar comisión por el servicio.
    • Cancelación de un crédito hipotecario por pago total del adeudo: no se puede cobrar comisión por realizar estas gestiones, siempre que los clientes cubran los gastos notariales y registrales que les correspondan;
    • Pagos anticipados en créditos hipotecarios: se estableció la obligación, para las instituciones que ofrecen un producto hipotecario que estipula el pago de comisiones por pago anticipado, de proporcionar otro producto similar en el cual dichas comisiones no se cobren; este nuevo producto puede tener condiciones diferentes al original.
    • Domiciliación: El banco del cliente no podrá cobrar comisiones por tramitar y resolver objeciones que resulten procedentes ni por cancelar la domiciliación.
  • Algunas instituciones condicionan la venta de un producto a la adquisición de otro, lo que se denomina venta atada; para evitar esta práctica, el Banco de México reguló lo siguiente:
    • Cuentas para el pago de créditos: estableció que, cuando se pida como requisito para obtener un crédito abrir una cuenta de depósito para realizar cargos relativos al pago de este, las Entidades Financieras no podrán cobrar comisiones por apertura, cargo por manejo de cuenta y por mantener un saldo promedio mínimo en esa cuenta.
    • No empaquetamiento: los adquirientes deben abstenerse de condicionar la prestación de sus servicios a la contratación de algún tipo de cuenta de depósito en particular así como de cualquier otro servicio distinto a los estrictamente indispensables para la provisión del servicio de recepción de pagos con tarjeta.
  • Para evitar el doble cobro de comisiones al usuario cuando 2 entidades financieras participan en la provisión de un servicio al cliente:
    • Cajeros ajenos: en caso de que el cliente utilice un cajero operado por un banco distinto a donde tiene su cuenta, el Banco de México estableció que sólo los propietarios de los cajeros pueden cobrar comisiones por operaciones en éstos; el banco donde el cliente tiene la cuenta no puede cobrar comisiones por ese servicio.
    • Cuentas de depósito: está prohibido cobrar comisión al depositante de un cheque para abono en su cuenta que sea devuelto o rechazado su pago por la institución de crédito librada.
    • Transferencias de fondos: se estableció que, cuando un usuario final realice una transferencia de fondos, únicamente podrá cobrar comisión por la misma la institución de crédito originadora de la operación de abono o cargo, según corresponda. Asimismo, en caso de que se devuelva una orden de transferencia de fondos o una domiciliación, la entidad financiera emisora no podrá cobrar una comisión mayor a la que haya cobrado por originar la operación.
  • Para que las comisiones sean acordes con los costos (que no se cobre de manera discriminada según el monto de las operaciones cuando cuesta lo mismo proveer el servicio independientemente de dicho monto), el Banco de México:
    • Estableció que las instituciones de crédito que celebren operaciones o presten servicios a través de comisionistas en ningún caso podrán determinar el importe de las comisiones que cobren por su conducto, en función del monto de la operación que corresponda, por lo que estas deberán ser fijas para cada tipo de operación, con excepción de transferencias a través de dispositivos móviles. En este último supuesto, dicha comisión no deberá exceder del monto que resulte menor de: i) un porcentaje respecto del importe de la transferencia, o ii) la cantidad denominada en moneda nacional, que la institución de crédito determine y registre en el Banco de México, conforme al procedimiento previsto en el Artículo 6 de la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros.
  • Se restringe el cobro de comisiones discriminatorias.
    • Se prohíbe que los procesadores, entidades emisoras de medios de disposición, adquirentes y demás propietarios de infraestructura relacionada con redes de medios de disposición establezcan prácticas, políticas o cobros discriminados ya sea por las características del tercero o cliente, por el medio de disposición empleado o por la identidad de la entidad emisora, adquirente o demás accesorios de la operación particular, salvo en aquellos casos justificados por diferenciales en los costos para proveer el servicio de que se trate siempre y cuando sean comprobables.