Su navegador no soporta o tiene Javascript deshabilitado.

El cobro de comisiones y tarifas bancarias se relaciona con los elementos que conforman el ecosistema en el que participan estas instituciones y sus usuarios.

En la figura siguiente se describe esquemáticamente el funcionamiento del ecosistema, en la cual se muestra que los bancos ofrecen dos tipos de productos financieros, de depósito (ej. cuentas a la vista, de ahorro o inversión) y de crédito (ej. tarjeta de crédito, créditos hipotecarios, o créditos personales). Además, estos productos tienen asociados servicios, entre los cuales destacan los de pago.

Los servicios asociados a los productos financieros suelen cobrar comisiones cuyo monto depende de un conjunto de factores, entre los que se cuenta el costo de provisión de los servicios y su demanda.

Para la provisión y funcionamiento de los servicios asociados a estos productos, los bancos utilizan tanto infraestructura propia (ej. cajeros automáticos, sucursales, canales electrónicos) como de terceros (ej. cajeros automáticos de otros bancos y corresponsales). Adicionalmente, el funcionamiento de servicios de pago requiere de medios de acceso (ej. transferencias electrónicas, tarjetas de pago, cheques) y de las infraestructuras del mercado financiero1/, así como de sistemas de información crediticia  (ej. sistemas de pagos en tiempo real y cámaras de compensación), presentados en el bloque inferior de la figura siguiente.

Da clic en los tipos de productos para ver sus comisiones más comunes

  1. Productos de depósito
  2. Tarjetas de crédito
  3. Crédito hipotecario
  4. Crédito automotriz
  5. Crédito de nómina
  6. Crédito personal
  7. Crédito ABCD
  8. Crédito a PYMES
  9. Aceptación de pagos con tarjeta

Imagen

En general, la relación que los usuarios y los bancos establecen en la utilización de productos financieros, se mantiene a través de un periodo de tiempo; en algunos casos dicha relación se mantiene por tiempo indefinido, como ocurre en las cuentas de depósito. Esta relación da lugar a que se cobren los siguientes tipos de comisiones:

  • Acceso (o entrada): suelen cobrarse de manera única, como por el otorgaminento de un crédito hipotecario;
  • Mantenimiento: suelen cobrarse de manera periódica, como en la mensualidad por el mantenimiento de una cuenta de depósito;
  • Uso: son contingentes al uso de algún servicio u operación asociada al producto, como en el envío de una transferencia electrónica a través de una cuenta de depósito;
  • Incumplimiento o penalización: son contingentes a la ocurrencia del incumplimiento de una obligación a cargo del cliente, como en el caso del pago tardío de un crédito.

1/ Para una descripción detallada de estas infraestructuras, ver el documento "Política y funciones del Banco de México respecto de las infraestructuras de los mercados financieros“, así como el "Informe anual sobre las infraestructuras de los mercados financieros 2017“.