Inicio  |  Contacto  |  Ley de transparencia  |  Junta de Gobierno  |  Empleo y servicio social  |  Salvedad al uso de esta página  |  English
Características de los billetes y monedas

La Constitución mexicana otorga al Estado la responsabilidad exclusiva de fabricar moneda y emitir billetes (ponerlos en circulación). Cualquier moneda mexicana que no haya sido acuñada por la Casa de Moneda de México y cualquier billete mexicano que no haya sido emitido por el Banco de México, se consideran falsos.

Las características de las monedas y billetes los conforman sus elementos de seguridad. El conocerlos y saber cómo identificarlos es el mejor mecanismo de defensa que podemos aplicar para evitar ser engañados y perder nuestro dinero. Si aceptamos una pieza que resulte ser falsa, no podremos recuperar su valor porque se trataría de un pedazo de papel o metal que no tiene el respaldo de Banco de México.

Si se sospecha de la autenticidad de un billete o moneda se debe evitar su regreso a la circulación; es decir, no debe usarse para realizar algún pago ya que al hacerlo, sabiendo que es de dudosa autenticidad, nos convierte en distribuidores de piezas falsas, aun cuando se trate de una sola pieza. Esto corresponde a un delito federal que se castiga hasta con doce años de prisión. Lo correcto es canalizar el billete o moneda que parece falsa al Banco de México en donde se analizará y determinará si lo es o no. Conforme avanza la tecnología en la creación de elementos de seguridad en los billetes, el Banco de México hace cambios para incorporar características que hagan más difícil su falsificación. El reemplazo de billetes anteriores por otros con nuevas características, se realiza de forma gradual; conforme se deterioran los billetes anteriores, se van sustituyendo únicamente con billetes de nuevas características. Por este motivo, es común que convivan ambos tipos de billetes por algún tiempo por lo que se considera importante y necesario conocer las características de ambos.

Índice

 

3.1. Características de los billetes

A través del tiempo, los billetes han cambiado en su diseño, composición y valor de acuerdo con la vida social y económica del país. Las distintas denominaciones de los billetes con características similares integran lo que se conoce como una familia de billetes. Los billetes actuales corresponden a la familia llamada “F” (también conocidos como billetes Tipo F). Esta familia está reemplazando paulatinamente a los billetes de la familia anterior, denominados “D1” o billetes Tipo D1. Debido al reemplazo gradual de los billetes de la familia anterior por los de la nueva, es indispensable conocer todos los elementos de seguridad de ambos para identificar aquellos de dudosa autenticidad.

Los billetes de la familia F empezaron a circular gradualmente de 2006 a 2010. Esta familia está integrada por las denominaciones de 20, 50, 100, 200, 500 y 1000 pesos. Cada denominación es de un color diferente para que el público pueda diferenciarlos fácilmente. Los billetes son de tamaño distinto para ayudar a los invidentes a identificar las diferentes denominaciones. Todos los billetes miden 66 mm de ancho pero varían en el largo. El billete de más baja denominación (20 pesos) es el más pequeño con 120 mm, y el de más alta (1000 pesos) es el más largo con 155 mm. Entre cada una de las seis denominaciones se mantiene una diferencia de 7 mm. El material en que se imprimen los billetes (sustrato) puede ser papel de algodón o polímero. Actualmente, los billetes de 20 y 50 pesos se imprimen en polímero mientras que el resto se imprime en papel de algodón. Dentro de la actual familia también se encuentran billetes de emisión única. Estos billetes son los conmemorativos del centenario del inicio de la Revolución Mexicana (impreso en polímero) y del bicentenario del inicio de la Independencia de México (impreso en papel de algodón), en denominaciones de 100 y 200 pesos, respectivamente.

Los billetes de la familia anterior (D1) empezaron a circular gradualmente de 2001 a 2004. Las primeras denominaciones que salieron a circulación fueron de 50, 100, 200 y 500 pesos. En 2002 se incorporó el billete de 20 de pesos, que fue el primero impreso en polímero; y en 2004, el billete de 1000 pesos impreso en papel. El tamaño de estos billetes es 129 mm de largo por 66 mm de ancho para las menores denominaciones (20 y 50) y 155 mm de largo por 66 mm de ancho para el resto.

 

3.1.1. Verificación de los elementos de seguridad en los billetes actuales

Los billetes emitidos por el Banco de México cuentan con diversos elementos de seguridad. Estos elementos se pueden reconocer fácilmente y permiten verificar su autenticidad. Esta sencilla tarea se realiza en segundos y consiste en tocar, mirar y girar al billete.

 

3.1.1.1. Tocar

El sustrato en que se imprimen los billetes hace que éstos tengan una consistencia y textura diferentes. Esto lo puedes notar fácilmente si se compara la sensación de tocar con la yema de los dedos, el papel bond común y algún billete.

Otra característica que se puede percibir al tacto es el relieve. Éste es más fácil identificarlo cuando el billete está nuevo o tiene poco uso. En todas las denominaciones de la actual familia, el relieve se encuentra en los textos “Banco de México”, en la denominación con número y letra, y en algunas partes del personaje. Adicionalmente y dependiendo de la denominación, se puede identificar el relieve en otros detalles, tal y como se ilustra en la siguiente imagen.

 

3.1.1.2. Mirar

Dependiendo de la denominación, el registro perfecto, la marca de agua, el hilo microimpreso, el hilo de seguridad y la ventana transparente, se pueden identificar al mirar el billete. Con excepción del último elemento de seguridad, el resto de los elementos se identifican a trasluz (o contraluz); es decir, el billete debe recibir luz por la parte contraria a la que se observa.

 

3.1.1.2.1. Registro perfecto

El registro perfecto consiste en impresiones hechas por ambos lados del billete. Al verse a contraluz, se complementan exactamente formando el mapa de la República Mexicana y la rosa de los vientos.

 

3.1.1.2.2. Marca de agua

La marca de agua es una imagen que forma parte del papel o polímero desde su fabricación. En el billete de 200 conmemorativo, la marca de agua es una imagen del Ángel de la Independencia. En el resto de los billetes, la marca de agua es la imagen del personaje o prócer.

En los billetes de 100, 200, 200 conmemorativo, 500 y 1000 pesos aparece otra marca de agua llamada “marca de agua clara”. Ésta corresponde al numeral (denominación) de cada billete.

Las marcas de agua son visibles por ambos lados del billete. Al observarlo a contraluz, estas imágenes se aprecian más detalladas, con varias tonalidades.

 

3.1.1.2.3. Hilo microimpreso

El hilo microimpreso cruza verticalmente al billete. Este hilo tiene escrita la denominación y sólo es posible verlo a contraluz. El hilo microimpreso se encuentra en los billetes de 20 y 50 pesos. Tomando como referencia el frente del billete, este hilo se ubica a la derecha del elemento que cambia de color (la paloma en el billete de 20 pesos y la mariposa en el billete de 50 pesos).

 

3.1.1.2.4. Hilo de seguridad

El hilo de seguridad mide aproximadamente un milímetro de ancho, cruza verticalmente al billete y sólo se aprecia a contraluz. Este hilo se encuentra en las denominaciones de 100, 200, 500 y 1000 pesos. Al mirar el billete de frente, este hilo se ubica a la izquierda del personaje.

 

3.1.1.2.5. Ventana transparente

La ventana transparente es un elemento de seguridad que se aprecia a simple vista. Se encuentra únicamente en los billetes de polímero: 20, 50 y 100 conmemorativo.

En los billetes de 20 y 50, la ventana transparente presenta la denominación sobre líneas diagonales y en la del billete de 100 conmemorativo, se observan los granos de la mazorca de maíz. Estos detalles forman parte de la impresión con relieve.

 

3.1.1.3. Girar

Al girar un billete, podemos identificar el elemento que cambia de color y dependiendo de la denominación, la nueva característica: el hilo 3D.

 

3.1.1.3.1. Elemento que cambia de color

El elemento que cambia de color se encuentra en todos los billetes de la familia actual. Para reconocer este elemento, se recomienda tomar el billete por el frente y colocarlo horizontalmente a una distancia de treinta centímetros de los ojos. Posteriormente hay que girarlo o inclinarlo.

En el billete de 20 pesos, la tinta que cambia de color se observa en la parte izquierda del cuerpo de la paloma y en la greca impresa sobre la ventana transparente. En tanto que en el billete de 50, esta tinta se encuentra en el ala izquierda de la mariposa y en la oruga que se ubica junto a la ventana transparente. El efecto de cambio de color se puede apreciar por ambos lados del billete.

La tinta que cambia de color en el billete de 100 pesos, se encuentra en la parte derecha de la mazorca mientras que en el de 100 conmemorativo, se localiza en las hojas de la mazorca de la ventana transparente.

El billete de 200 pesos tiene tinta que cambia de color en la parte derecha del libro que tiene una pluma. En el de 200 conmemorativo, esta tinta se observa en la campana y en el hilo discontinuo.

En cuanto al billete de 500 pesos, el elemento que cambia de color está en la parte derecha del alcatraz. Por su parte, en el billete de 1000 pesos se encuentra en la capilla y en la torre derecha de la iglesia.

El elemento que cambia de color en los billetes de 100, 200, 200 conmemorativo, 500 y 1000 pesos, también corresponde a la impresión con relieve.

 

3.1.1.3.2. Hilo 3D

Al girar un billete de las denominaciones de 100, 200, 500 y 1000 pesos, se puede identificar el hilo 3D. Este hilo forma parte del papel desde su fabricación. Tiene partes salientes donde se puede observar la figura de un caracol prehispánico, relacionado con el dios del viento, Ehécatl. Cuando el billete se gira de adelante hacia atrás, el caracol se mueve de izquierda a derecha y cuando el billete se gira de izquierda a derecha, el caracol se mueve de arriba hacia abajo. Es decir, se mueve en sentido contrario al movimiento del billete. A trasluz, este hilo se observa como una banda que atraviesa el billete.

 

3.1.1.4. Verificación con elementos auxiliares

Al tocar, mirar y girar un billete se puede verificar rápidamente su autenticidad. Hay otras formas de verificarla aunque es necesario utilizar una lupa (o lente de aumento) y una lámpara de luz ultravioleta (o luz negra).

 

3.1.1.4.1. Lupa o lente de aumento

Los billetes tienen microimpresiones en su anverso y reverso. Estas microimpresiones son textos que repiten la denominación con número y la unidad monetaria del billete. Dependiendo de la denominación, las leyendas son: 20 PESOS, 50 PESOS, 100 PESOS, 200 PESOS, 500 PESOS y 1000 PESOS. Además, los billetes actuales tienen un texto de altura decreciente; es decir, un texto en el que las letras van reduciendo su tamaño de renglón a renglón.

También hay otras microimpresiones que aparecen en los billetes de 100 y 200 conmemorativos: la leyenda “Sufragio efectivo y no reelección”, en el billete de 100 conmemorativo; y los textos “200 PESOS” y “2010”en el de 200 conmemorativo.

Otra característica que se puede apreciar con lupa son los fondos lineales. El anverso y reverso de los billetes tienen figuras y áreas formadas con líneas de diferentes grosores y separaciones. Estos fondos son los que le dan colorido al billete. Las líneas están impresas de manera continua y no son líneas formadas por puntos.

 

3.1.1.4.2. Luz ultravioleta o luz negra

Cuando los billetes se exponen a la luz ultravioleta no brillan, a diferencia de lo que ocurre con el papel bond común. Esta falta de brillo se debe al material especial con que se fabrican. En cambio, algunas características sí brillan al exponer el billete a la luz ultravioleta: la tinta fluorescente, las fibrillas de colores y el hilo 3D. El reverso de los billetes se imprime con tintas especiales de seguridad que brillan cuando son expuestas a la luz ultravioleta. En el caso de los billetes impresos en papel de algodón, se pueden observar fibrillas de colores. Estas fibrillas son pequeñas fibras incrustadas en el papel y distribuidas al azar que por ser fluorescentes, también brillan bajo este tipo de luz.

 

3.1.2. Verificación de los elementos de seguridad en la anterior familia de billetes

Para revisar la autenticidad de los billetes de la familia anterior (D1) también se recomienda tocar, mirar y girar al billete. De igual forma podemos revisar los billetes con una lupa y con luz ultravioleta.

 

3.1.2.1. Tocar

La característica de consistencia y textura que es distinta a la del papel bond común, se puede observar tanto en la actual familia de billetes como en la anterior. Sin embargo, los detalles impresos en relieve son diferentes.

 

3.1.2.2. Mirar

Dependiendo de la denominación, el registro perfecto, el hilo microimpreso, el hilo de seguridad, la imagen traslúcida y la ventana transparente, están presentes en los billetes de la familia anterior. En el caso de los primeros cuatro elementos de seguridad, es necesario observar el billete a trasluz para poder identificarlos.

 

3.1.2.2.1. Registro perfecto

En los billetes de la familia anterior, el registro perfecto es el número de la denominación.

 

3.1.2.2.2. Marca de agua

La marca de agua en estos billetes es la imagen del personaje del billete. Adicionalmente, los billetes de 500 y 1000 pesos también tienen una marca de agua clara, que corresponde al logotipo de Banco de México y a la firma de Miguel Hidalgo y Costilla, respectivamente.

 

3.1.2.2.3. Hilo microimpreso

En los billetes de la familia anterior, el hilo microimpreso se encuentra al observar a trasluz las denominaciones de 100, 200, 500 y 1000 pesos. Los textos aparecen en forma discontinua con las leyendas “CIEN”, “DOSCIENTOS”, “QUINIENTOS” y “MIL”, respectivamente.

 

3.1.2.2.4. Hilo de seguridad

Este hilo está presente en todas las denominaciones de la familia anterior de billetes y sólo se observa al mirar el billete a trasluz.

 

3.1.2.2.5. Imagen traslúcida

El billete de 20 pesos de esta familia también presenta una imagen traslúcida que consiste en dos números 20. Esta característica sólo se puede identificar al observar el billete a trasluz.

 

3.1.2.2.6. Ventana transparente

La ventana transparente únicamente se encuentra en el billete de 20 pesos, por ser el único billete de esta familia que fue fabricado en polímero. Sobre la ventana transparente se encuentra la denominación sobre líneas diagonales, característica que también forma parte de la impresión con relieve.

 

3.1.2.3. Girar

Al girar el billete, se puede identificar el elemento que cambia color y la banda iridiscente aunque no todas las denominaciones de la anterior familia de billetes tienen estas características.

 

3.1.2.3.1. Elemento que cambia de color

La tinta que cambia de color está en el número de la esquina superior derecha de las denominaciones de 100, 200, 500 y 1000 pesos. La tinta cambia de color magenta a color verde en los billetes de 100 y 500 pesos, y de color oro a color verde en los billetes de 200 y 1000 pesos.

 

3.1.2.3.2. Banda iridiscente

La banda iridiscente es una banda que atraviesa verticalmente el billete. En ella se aprecia el numeral de la denominación. Esta banda es de color azul en el billete de 50 pesos, de color oro en los billetes de 100 y 1000, de color verde en el de 200 y de color violeta en el de 500 pesos.

 

3.1.2.4. Verificación con lupa

Los billetes de la anterior familia también tienen textos microimpresos en el anverso y reverso. Estos textos corresponden a la repetición del texto “BANCO DE MÉXICO” entre pequeñas líneas.

Al igual que en los billetes de la familia actual, estos billetes también tienen fondos lineales que se pueden apreciar con lupa o lente de aumento.

 

3.1.2.5. Verificación con luz ultravioleta

Los billetes de la familia anterior tampoco brillan cuando se exponen a la luz ultravioleta y su reverso también tiene tintas especiales de seguridad que brillan cuando se exponen a esta luz.

En estos billetes, excepto en el de polímero de 20 pesos, también brillan las fibrillas de colores y el hilo microimpreso bajo luz ultravioleta.

 

3.2. Características de las monedas

También el diseño, la composición y el valor de las monedas han sido modificados con el transcurrir de los años. Hoy en día, el proceso de fabricación aprovecha mejor los recursos, reduce costos de producción, de consumo de energía y emite menos contaminantes.

Las monedas actuales corresponden a las denominaciones en pesos de: 1, 2, 5, 10 y 20. Por su parte, las monedas que representan centavos (10, 20 y 50) han sido reemplazadas por nuevos tipos de monedas desde agosto de 2009. Estas nuevas monedas presentan cambios en la composición del metal, el tamaño y el peso, con respecto a las anteriores. Las anteriores monedas de 20 y 50 centavos se fabricaban en una aleación de bronce-aluminio. Ahora éstas se fabrican con acero inoxidable, lo que resulta menos costoso. Las nuevas monedas de 10, 20 y 50 centavos se fabrican utilizando la parte central que sobra en el proceso de perforado para obtener los anillos perimétricos de las monedas de 1, 2 y 5 pesos. Esto ha reducido su tamaño y su peso.

La revisión para verificar la autenticidad de las monedas es muy importante aunque diferente a la que se aplica en los billetes.

 

3.2.1. Verificación de la autenticidad de una moneda metálica

Para revisar la autenticidad de las monedas, se recomienda hacer un examen al tacto, visual y comparativo.

 

3.2.1.1. Examen al tacto

Al tocar una moneda se debe poner atención en:

El ensamble. En las monedas bimetálicas, el ensamble del anillo perimétrico es prácticamente perfecto, por lo que al tacto no se percibe ningún borde en su unión con el núcleo o centro de la moneda.

El canto. Éste puede ser liso, estriado (serie de ranuras paralelas en el espesor o canto de la moneda), estriado discontinuo (combinación de ranuras paralelas y partes lisas) o con una ranura perimetral. Si presenta rebabas, u otras irregularidades, puede tratarse de una moneda falsa.

La textura. Una moneda debe presentar una textura lisa. En caso de sentirse resbalosa o jabonosa, podría tratarse de una moneda fundida y en consecuencia, esa moneda es falsa.

 

3.2.1.2. Examen visual

A simple vista se pueden revisar:

  • El color. El color de una moneda es característico y único. Este color se debe a que en la fabricación de la moneda se unen dos o más metales mediante fundición (proceso conocido como aleación). El color se fija cuando se funden los metales y permanece sin cambios durante toda la vida de la moneda. Las monedas mexicanas no cuentan con ningún tipo de recubrimiento, ni tienen chapa metálica ni pintura sobrepuesta, por lo tanto, no se decoloran.
  • El brillo. Éste se obtiene durante la acuñación de la moneda y, al igual que el color, es característico para cada aleación.
  • La lisura. Las partes de la moneda que no tienen grabado debe ser lisas, uniformes y sin porosidades.
  • El desgaste. Las monedas, al ser utilizadas diariamente, sufren un desgaste natural e irregular (disparejo). Si una moneda tiene un desgaste regular u homogéneo (parejo), o tiene una falta de nitidez general en el grabado, entonces puede tratarse de una moneda falsa.

 

3.2.1.3. Examen comparativo

En caso de dudar de la autenticidad de una moneda, se puede comparar en su peso, diámetro y espesor, con otra que tenga la seguridad de que es auténtica. Cualquier diferencia que se note en el peso, en el diámetro o en el espesor, puede indicar que se trata de una moneda falsa.

 

3.3. ¿Qué hacer si se sospecha de la autenticidad de un billete o moneda?

Si tienes un billete o una moneda del que sospeches de su autenticidad (presuntamente falso), no lo distribuyas. El hacer un pago con una pieza falsa es un delito federal que se castiga hasta con doce años de prisión. Debes llevar el billete o moneda que parece falsa a cualquier banco para que lo envíen al Banco de México para su análisis ya que es la única institución en el país que determina si un billete o moneda es auténtico o falso.

Si al realizar un pago te indican que alguno de tus billetes y/o monedas parece falso, pide que te lo devuelvan. Únicamente los bancos pueden quedarse con billetes o monedas que parecen falsos pero a cambio deben entregarte un recibo como se explica adelante. El banco enviará la pieza presuntamente falsa al Banco de México para que lo analicen.

El procedimiento para canalizar un billete o moneda de dudosa autenticidad al Banco de México y conocer el resultado del análisis, es gratuito. Se basa en los Artículos 19 y 20 de la Ley Monetaria de los Estados Unidos Mexicanos y consta de los siguientes pasos:

  • i. Acudir a cualquier banco con el billete o moneda que requiere ser analizada. El banco entregará un recibo a cambio de la pieza con datos tales como el número de folio, la serie y la fecha de emisión (en el caso de un billete), año de acuñación (en el caso de una moneda) y la denominación. También deben incluirse los datos de quien entrega la pieza para poder avisarle el resultado (nombre, domicilio y número telefónico). Debe verificarse que el recibo contenga un número de folio para poder dar seguimiento al análisis de la pieza entregada.

Es importante mencionar que nadie puede marcar, perforar o destruir un billete o moneda por dudar de su autenticidad. Sin embargo, en el caso de los billetes mexicanos, el cajero de un banco comercial puede marcarlos con un sello que cumpla con las características que indica el Banco de México. El sellado debe realizarse en presencia de la persona que presenta el billete.

  • ii. Enviar la pieza al Banco de México. Este envío es responsabilidad de la institución bancaria y el tiempo varía dependiendo del mecanismo que utilice.
  • iii. Análisis de la pieza. Una vez que la pieza llega al Banco de México, el resultado del análisis estará listo dentro de los siguientes veinte días hábiles bancarios.
  • iv. Resultado del análisis. Si el Banco de México confirma que se trata de un billete o moneda auténtica, la institución bancaria que entregó el recibo reembolsará el dinero. Si se trata de una falsificación, la pieza será enviada a las autoridades correspondientes y no se reembolsará el dinero puesto que se trata de un papel o metal sin valor.

El banco que retuvo el billete o moneda está obligado a informar a la persona interesada sobre el resultado de la verificación de autenticidad. También puedes consultar el resultado teniendo a la mano la fecha y el folio del recibo. La consulta se puede hacer en:

  • a) La página de Internet del Banco de México (www.banxico.org.mx), sección Billetes y Monedas.
  • b) Llamando al número 01-800-BANXICO (01-800-226-9426).
  • c) Acudiendo al banco que retuvo el billete y entregó el recibo.

 

3.3.1 Billetes o monedas presuntamente falsos recibidos en la ventanilla de un banco o en cajero automático

Si estás seguro de haber recibido un billete o moneda que parece falso a través de la ventanilla de un banco o en algún cajero automático, se puede hacer una reclamación. El procedimiento se basa en el artículo 48 Bis 1 de la Ley de Instituciones de Crédito y consta de los siguientes pasos:

i. Acudir al banco que entregó el dinero sospechoso y llevar la pieza recibida para hacer la reclamación. Esto debe hacerse dentro de los primeros cinco días hábiles a partir de la recepción de la pieza.

Si el dinero sospechoso obtenido en un banco fue detectado al hacer alguna operación en un segundo banco, la pieza debió retenerla este segundo banco y debió entregar a cambio un recibo como se mencionó anteriormente. Este recibo puede utilizarse para presentar la reclamación en lugar de presentar la pieza.

Proporcionar los datos que se soliciten para el llenado de un recibo. Escribir de puño y letra en el recibo cómo fue que se obtuvo el dinero sospechoso, la fecha, la hora y el lugar, cantidad, datos de la pieza tales como el número de folio, la serie y la fecha de emisión (en el caso de un billete), año de acuñación (en el caso de una moneda) y la denominación. Debe verificarse que el recibo contenga un número de folio para poder dar seguimiento al análisis de la pieza o recibo entregado.

Presentar una identificación oficial con foto y una copia.

ii. En cinco días hábiles bancarios contados a partir de la presentación de la reclamación, la institución bancaria verificará que la operación se haya realizado como se describió en el recibo.

iii. Si se confirma que los hechos ocurrieron como se explicó en el recibo, la institución bancaria reembolsará el dinero sin importar si el billete o la moneda es o no auténtico.

Si la institución bancaria determina que los hechos no ocurrieron como se explicó, no procede la reclamación. Si no se está de acuerdo con esta decisión, se puede presentar una queja ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) o solicitar al Banco de México que se investigue el caso:

CONDUSEF BANCO DE MÉXICO
DF y zona metropolitana: 5340 0999 01 800 BANXICO
Resto de la República: 01 800 999 8080 01 800 226 9426

 

3.4. Apéndice

3.4.1 Enlaces internos

Acciones contra la falsificación en México

Anuncio de cambios al actual cono monetario

Billetes fabricados en Banco de México

Billetes y monedas presuntamente falsos

Elementos de seguridad en billetes de los Tipos F y F1

Historia de la falsificación en México

Nueva familia de billetes

Nueva familia de billetes (videos)

Preguntas frecuentes

Piezas presuntamente falsas (Flash)

¿Qué hacer si recibes una pieza presuntamente falsa (PPF)?

Resumen de elementos de seguridad en billetes que ya no se fabrican del Tipo D1

Validez de las monedas por sus características físicas y elementos de seguridad

Verificación de la autenticidad de una moneda

 

3.4.2. Bibliografía

Banco de México: El billete mexicano, México, D. F.: Landucci editores, 1999.

Banco de México: La moneda mexicana, México, D. F.: Ediciones Horz&Chapa, 2001.